Zalando vuelve al offline para subirse a la ola de la segunda mano

Zalando continúa apoyándose en el offline, esta vez para sacar punta a la fórmula de la segunda mano. El gigante europeo del ecommerce de moda ha puesto en marcha en el centro comercial Alexa de Berlín el pop up Zircle en el que comercializa prendas de su app Zalando Wardrobe.

La compañía explica en un comunicado que el propósito de esta apertura es entender cómo se comercializa la ropa de segunda mano en el canal offline y saber qué poder ofrecer de nuevo a los consumidores. Zalando hace también hincapié en que su canal principal continúa siendo el online, pero que para ciertas actividades se apoyan en ambos universos.

Zalandro Wardrobe es una aplicación móvil que la empresa puso en marcha el año pasado y que permite a los consumidores vender sus prendas de segunda mano a cambio de un vale de compra. Por el momento, la app sólo está activa en Alemania.

Con esta iniciativa, Zalando sube su apuesta por la venta de prendas usadas, un fenómeno que empieza a ganar importancia, sobre todo en Estados Unidos. Este verano, Macy’s y JC Penney se aliaron con la plataforma Threadup para empezar a comercializar ropa de segunda mano.

Threadup, por su parte, recibió el pasado agosto una inyección de 175 millones de dólares (159,1 millones de euros) por parte de varios fondos. Con motivo de aquella operación, su consejero delegado, James Reinhart, explicaba en declaraciones a Reuters que el tamaño de este mercado sólo en el mercado estadounidense ascendía a 24.000 millones de dólares (21.828,8 millones de euros).

Zalando, por su parte, ya había dado sus primeros pasos en el offline con la puesta en marcha de outlets efímeros en Alemania. La compañía, que cerró el primer semestre con un incremento del 20% en sus ventas, abrió su primera tienda a pie de calle en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas Ayuda?

Llamanos a + 57 (4) 4480095

Comencemos a trabajar, dinos tu proximo proyecto para cotizar y acompañar