• Inicio
  • Blog
  • Actualidad
  • Asistente Virtual Cognitivo: la colaboración hombre-máquina en los negocios

Asistente Virtual Cognitivo: la colaboración hombre-máquina en los negocios

En el mundo empresarial de la era digital, la agilidad es una suma de capacidades que relaciona pensamiento, creatividad, intuición y ejecución. La innovación para lograr mejores y nuevos resultados es una permanente búsqueda entre las personas que saben que hay grandes oportunidades en el, cada día, más amplio y cambiante mercado. A diferencia de las condiciones con las que contábamos hace pocos años, la Inteligencia Artificial comienza a tomar un rol no solo interesante, sino también accesible dentro de cada vez más procesos de negocio.

Según estudios recientes , el 86 % de los tomadores de decisiones empresariales se concentran activamente en mejorar la agilidad como un objetivo comercial. En este punto, es clave mencionar que actualmente existen soluciones para los lugares de trabajo que permiten a las empresas tomar decisiones rápidamente a través de sencillos visualizadores con funcionalidades analíticas. Desafortunadamente, todavía existe cierta percepción de que estas tecnologías son ciencia ficción y que solo están al alcance de amplios presupuestos. Sin embargo, las cifras demuestran que esta situación está por cambiar. Más de la mitad (52 %) de los responsables de la toma de decisiones en las empresas piensan que si su compañía no introduce nuevas tecnologías, fracasarán en cinco  años. 

En relación a la transformación de los lugares de trabajo, las tecnologías que más impacto positivo tendrán en las empresas son: el 72 % de los líderes creen que la automatización, el 64 % el análisis de datos, el 62 % cree que serán las tecnologías de gestión de documentos y el 56 % piensa que serán las videoconferencias. 

La era cognitiva, una oportunidad para los negocios en América Latina 

En referencia a las tecnologías para los negocios del futuro inmediato, ya está incursionando la inteligencia cognitiva. Esta tecnología es considerada la versión 2.0 de la inteligencia artificial. Su misión es, por un lado, mejorar la experiencia de las organizaciones, colaboradores y clientes a través de interfases amigables y comprensibles donde ya sea por medio de texto o voz, la interacción con la herramienta es extremadamente sencilla. Por otro lado, la generación y cantidad de datos a considerar en un análisis puede crecer al contar con la oportunidad de mezclar información de diferentes fuentes de datos dentro de su empresa. Desde históricos de venta, producción, quejas, mezclado con la información en diversas bases de datos, ERPs, CRMs y hasta hojas de Excel. También permite identificar y cuantificar cada acción o evento que está ocurriendo en la planta, dispositivos, medio ambiente, etc., a través de sensores (IoT) o exponencialmente al sumar la información de internet donde agregamos bibliotecas, redes sociales, mercado de valores, bases de datos de conocimiento, etc. Todo esto para brindar opciones que apoyen la toma de decisiones.

En concreto, acerca de la tecnología cognitiva, ahora las máquinas también emulan las facultades cognitivas humanas, procesando la información de una manera similar a la de los humanos, a través de la comprensión del lenguaje natural, generando hipótesis basadas en evidencias y aprendiendo el significado de las palabras, variables y circunstancias en diferentes contextos y cómo utilizarlas. Esta nueva forma de colaboración entre hombre y máquina acelera en gran escala el conocimiento humano. Sin duda, el uso de estas tecnologías cognitivas ayuda en el proceso de decisión, transformando el modelo de negocios de las compañías. Es parte de la transformación digital, una realidad de la que no hay marcha atrás.

El leer millones de páginas en segundos, entenderlas, correlacionarlas, ordenarlas y visualizarlas desde diferentes ángulos son tareas que realiza un asistente virtual dotado sólo con principios básicos de Inteligencia Cognitiva. La simple creatividad de la explotación de estas ventajas por diferentes áreas dentro de las empresas está simplificando y acelerando la toma de decisiones.

En conclusión, la era de la tecnología cognitiva ya llegó en el mundo empresarial. Las compañías de América Latina deben priorizar la optimización de sus modelos operacionales y de negocio en sintonía con la agilidad que requieren los mercados. 

Deben tomar en cuenta la mejora de la experiencia de los empleados, los clientes y lo crucial que serán estas soluciones para la competitividad futura de sus negocios. Se pronostica que, en 2036, los empleados serán capaces de enviar asistentes virtuales u hologramas (59 %) para asistir a reuniones en su nombre. 

Por: Edgar Matamoros, IT Services Solutions Manager en Ricoh Latin America 

Comentarios (2.761)