• Inicio
  • Blog
  • Noticias
  • María y Uxía Domínguez, autoras del despegue más veloz de la moda española

María y Uxía Domínguez, autoras del despegue más veloz de la moda española

 

Son las grandes desconocidas del sector de la moda en España. De María y Uxía Domínguez no ha trascendido ni una fotografía, aunque pilotan una compañía que, en apenas una década, se ha colado entre las mayores empresas de distribución de moda en España: Bimba y Lola. Las finalistas a El Protagonista del Año 2018 forman parte de una de las grandes sagas del sector en el país, y ahora encaran una nueva etapa tras decir que no (por segunda vez) al capital riesgo.

 

Las empresarias son hijas de Jesús Domínguez, cofundador de Sociedad Textil Lonia e impulsor junto a sus hijas de Bimba y Lola, y sobrinas de Adolfo Domínguez, líder de la empresa homónima. Aunque poco se sabe de ellas, ambas hermanas iniciaron su trayectoria profesional dentro del grupo familiar, hasta que en 2005, con quince millones de euros de financiación, decidieron poner en marcha su propia empresa que lleva el nombre de sus perros.

 

Bimba y Lola, especializada en moda femenina, ha protagonizado uno de los ascensos más veloces en el sector de la moda en España bajo la dirección de las hermanas Domínguez, apoyadas desde sus inicios en un director general.

 

 

 

En su corta trayectoria, la empresa ha estado a punto varias veces de seducir capital. La primera ocasión llegó en 2013 de la mano del fondo L Capital (hoy L Catterton), que negoció entrar en el capital de la empresa cuando esta rondaba los setenta millones de euros de facturación, pero finalmente la operación no se llevó a cabo.

 

A finales de 2017, la empresa puso en marcha un nuevo proceso de venta, para lo que contrató a Morgan Stanley. El principal objetivo de las hermanas Domínguez con esta operación, igual que en la primera ocasión, era impulsar el negocio internacional de la compañía. Después de meses de negociaciones, en verano de 2018 la operación se truncó ya que la propiedad no alcanzó ningún acuerdo con los dos fondos que había quedado finalistas: Permira y Carlyle.

El motivo principal fue el precio que demandaba Bimba y Lola. La compañía gallega pedía 500 millones de euros por la empresa, cifra que superaba quince veces su ebitda, ya que el grupo finalizó 2017 con un resultado bruto de explotación de 33,5 millones de euros.

Después de cancelar la operación, las hermanas María y Uxía Domínguez han puesto en marcha un nuevo plan estratégico para la empresa, con la internacionalización como principal palanca de crecimiento. Para ello, las directivas han confiado en un ejecutivo de larga experiencia que ha sido nombrado director general, José Manuel Martínez Gutiérrez, que durante los últimos años de su trayectoria ha tratado de dar la vuelta al grupo alemán  Esprit, donde se incorporó procedente del área de logística de Inditex.

Comentarios (2.705)