• Inicio
  • Blog
  • Noticias
  • Mascaró, salto adelante: nombra su primer CEO para duplicar tamaño en cinco años

Mascaró, salto adelante: nombra su primer CEO para duplicar tamaño en cinco años

Mascaró da un paso más. La compañía, uno de los grupos españoles del sector del calzado con más presencia internacional, nombra al primer consejero delegado de su historia: Lluís Pascual. El ejecutivo, que hasta ahora formaba parte del consejo de administración de la empresa, deberá ejecutar el nuevo plan estratégico, que pasa por duplicar en cinco años la facturación de la compañía propietaria de Pretty Ballerinas.

Licenciado en Física por la Universidad de Valencia y MBA por Esade, Pascual cuenta con una larga trayectoria en empresas familiares. El ejecutivo ha pasado, además, por diferentes sectores, desde construcción (como director comercial y de operaciones en Copcisa) hasta equipamiento deportivo (como primer ejecutivo en España de Brompton) o puericultura (como consejero delegado de Jané Group).

“Hace ya más de un año me incorporé al consejo para profesionalizar y modernizar todavía más la compañía, así como para crear un plan estratégico a tres años”, ha explicado Pascual a Modaes.es. “Una vez definido el plan, lo lógico ha sido que yo mismo lo ejecutase”, afirma.

La incorporación de Pascual refuerza el equipo directivo de Mascaró, que está presidida por Lina Mascaró. Julio de Olives se mantendrá como director general, mientras Ursula Mascaró continuará haciéndose cargo del área de diseño.

La cúpula se completa con David Bell, director de expansión; Xavi Ametller, director financiero; Bep Martí, director de producción; Paco Alberto, director de logística; Pedro Pons, director de retail, y Quique Díaz, director de comunicación. Pascual adelanta que el equipo directivo de la compañía se reforzará a lo largo del primer trimestre con nuevo ejecutivos de áreas como digital y márketing.

“El plan estratégico tiene dos dimensiones, una interna y una externa”, relata Pascual. “Por un lado, debemos prepara Mascaró para ser una compañía más flexible: los ciclos económicos cada vez son más cortos, ya no se pueden hacer planes a diez años”, dice. “Por otro lado, vamos a centrarnos en crecer en nuestro mercado natural (España, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido) y en tres años apostaremos por crecer en Asia”, agrega.

El plan estratégico diseñado por Mascaró pasa por duplicar la facturación de la compañía en un plazo de cinco años. Con sede en Ferreries (Menorca), Mascaró tiene una producción anual de 465.000 pares de zapatos, que se realizan al cien por cien en la Península Ibérica u Baleares.

Con las marcas Mascaró, Pretty Ballerinas y Ursula Mascaró, la compañía genera 350 puestos de trabajo directos y 150 indirectos. Actualmente, la empresa está presente en 85 países y el 70% de su negocio procede de los mercados internacionales.

La compañía compagina tiendas propias con canal multimarca en su distribución. Actualmente, Mascaró cuenta con una red de 89 establecimientos propios en todo el mundo, a los que se suman 900 clientes multimarca.

Mascaró, que inició su trayectoria en 1918 como fabricante de zapatillas de ballet, concentra el 95% de su producción en su fábrica de Ferrerías y en plantas subsidiarias de Ciutadella (Menorca). En la fábrica principal de Ferrerías, con una capacidad máxima de 3.000 pares al día, cada día se producen 2.000 zapatos.

Comentarios (1.955)