Mucho más que un empresario

Cubano de nacimiento, pero dominicano por elección. Con más de 30 años de residencia en República Dominicana, este hombre diversificó sus negocios, desde los que tuvo en la industria textil en las décadas de los 70 y 80 en Nueva York y Miami, hasta los que desarrolló en el país: bienes raíces,  resorts, hoteles y banco. Actualmente, sus proyectos turísticos se expanden a Santo Domingo, Juan Dolio, Punta Cana y próximamente a Samaná, aunque tiene grandes planes aún para su querida “Ciudad Corazón”.

Así empezó la vida del pequeño Edmundo en Miami, en una ciudad diferente, con un idioma distinto y con la misión de ayudar a su madre para salir adelante.

Con 14 años, su inicio en la vida laboral fue en una tienda de caballeros, como asistente de mantenimiento, mientras estudiaba en el colegio. A los 16 años fue promovido a vendedor y dos años más tarde, con tan solo 18 años, fue nombrado administrador de la tienda.

“Comencé vendiendo corbatas. Caminaba por las calles con un maletín ofreciendo mis productos…fue muy difícil, ya que era muy joven, sin mi padre, y todo lo hacía con el objetivo de ayudar a mi madre y poder desarrollarme como profesional”, comenta Edmundo Aja, quien recibió a revista Mercado Norte en la oficinas de Hodelpa en Santo Domingo, y desde el primer momento ratificó lo que se conoce de él: notable sencillez y una alegría que contagia a cualquiera.

Con estudios en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), donde cursó Administración de Empresas, Aja se traslada a la ciudad de Nueva York en 1972, donde instala su primera tienda de ropa para caballeros: Impact. En pocos años, el establecimiento se convirtió en una importante cadena de tiendas con varias sucursales en los lugares más estratégicos de la Gran Manzana.

“Impact fue el primer nombre comercial que desarrollamos en Nueva York…empecé vendiendo corbatas de tienda en tienda, con un maletín ofertando la selección de corbatas que tenía, y luego empecé a comprar y distribuir pantalones y camisas en Manhattan. Hubo una oportunidad, en 1975, que había un local disponible en la calle Broadway con la 76, y como joven atrevido, sin mucho capital pero con ánimo de prosperar, abrí mi primera tienda y de ahí nacieron otras…Llegamos a tener cuatro, hasta que en 1982 la familia decidió mudarse a Miami. Allí teníamos negocios de tiendas al por mayor, como asociados, y  tuve la oportunidad de entrar en el mundo de los bienes raíces…De mis años en New York conservo los mejore recuerdos”.

En 1985, Edmundo Aja viajó por primera vez a República Dominicana para examinar la posibilidad de construir algunos centros comerciales y, “sin imaginármelo, me enamoré inmediatamente del país, es maravilloso”, por lo que en 1986 se trasladó definitivamente a residir en Santiago de los Caballeros.  “Allí fundamos la empresa inmobiliaria IDELPA”.

Su comienzo en el país  ¿Por qué eligió República Dominicana como residencia final?

EA: “Bueno, desde el año 1985 había tenido la oportunidad de venir a República Dominicana y vi una gran oportunidad de negocio, un país con un potencial tremendo y en el año de 1986 tuve la posibilidad de venir a hacer unas inversiones, específicamente en el área de Juan Dolio, que me hizo hacer también otras inversiones aquí en el país. Vi la oportunidad de desarrollo, y ahí fui a Santiago por unos amigos que me hablaron del área y el desarrollo que estaba tomando la ciudad. Ahí tuve la oportunidad de comenzar a construir apartamentos, y la posibilidad de fabricar viviendas…con los años, como se dice coloquialmente, me ‘aplatané’y me fue imposible irme de este país. A pesar de que la economía tuvo un problema bastante grande en el año 90 y en el año 91, yo tengo la filosofía que de los grandes problemas y las grandes crisis se sacan buenos negocios, y tuve la oportunidad de hacer un estupendo acuerdo en esa época también”.

¿En qué tipo de negocio?

EA: “Casualmente, el hotel Gran Almirante de Santiago comenzó como una plaza comercial, que era uno de los negocios que yo hacía en EE. UU., pero en el año 90, encuentro que se comienza a disparar todo lo que es el costo de producción de ese tipo de obras y, además, no se vendían esas propiedades, porque había muchos dominicanos que querían salir del país también en vista de la crisis que estaba ocurriendo. Por ello, viendo el futuro de Santiago y las necesidades que existían, remodelamos el hotel Gran Almirante y ese fue el principio de mi historia en la hotelería, que gracias a Dios me ha mantenido dentro del sector”.

La mayoría de los extranjeros cuando llega al país se radica en Santo Domingo o el Este. ¿Por qué se radicó en Santiago?

EA: “Fíjate, yo vi en Santiago dos cosas: primero, vi a un pueblo muy dedicado al trabajo, un pueblo donde había un sinnúmero de oportunidades. En segundo lugar, vi un mercado muy grande de dominicanos que vivían en los Estados Unidos, que comúnmente eran de la zona del Cibao, de Sabana Iglesia, San Francisco de Macorís, y otras ciudades. Ahí fue cuando vi el nicho de poderles ofrecer a ellos una propiedad a un valor adecuado para cuando tuvieran la oportunidad de regresar, tanto en la venta de solares para aquellos que querían esperar un tiempo, como con la venta de viviendas o apartamentos ya construidos

¿Es muy diferente el Santiago de 1986 y el que existe en la actualidad?

EA: “Sí, son dos cosas diferentes. Santiago, en el 86, era una ciudad en desarrollo, donde las oportunidades de negocios, las que existen todavía, estaban en pañales pudiéramos decir…hoy, Santiago, la segunda metrópolis, con un aeropuerto muy pujante, con una zona franca en crecimiento, con un crecimiento cada día más fuerte por la cercanía que tiene con la capital, está mucho más desarrollada. En el 86, tú te tomabas tres o cuatro horas para llegar, hoy en día en un hora y media o dos horas estamos allí, por lo tanto, la parte empresarial y comercial se ha ido desarrollando en ese nivel. Santiago es mi segunda ciudad, y cuando digo mi segunda ciudad, es porque como sabes soy cubano, pero me siento muy santiaguero, me casé con una santiaguera, tengo muchos amigos allá y fue la ciudad que me dio la oportunidad de hacer lo mucho o lo poquito que tengo en este país, y esa oportunidad se la agradezco. Se la agradezco a los santiagueros, se la agradezco a la ciudad de Santiago y se lo agradezco a la acogida que me dieron desde el principio. Porque, a veces, cuando un extranjero llega no es fácil, pero en mi caso tuve la oportunidad, se me abrieron varias puertas que me hicieron crecer en esa área”.

Su primera empresa en Santiago

En 1986 funda su primera empresa en Santiago, Inmobiliaria del País. ¿Ese es su primer hijo dominicano?

EA: “Ese fue mi primer hijo dominicano, sí, como mencionaste, los nombres de nuestras empresas salieron de ‘queremos ser del país’. Yo, aunque soy extranjero, me siento muy bien en RD. Hodelpa nace también como una empresa en el sector inmobiliario, y hoy, como tú sabes, la venta de apartamentos es algo muy común en esta ciudad y en el país entero. En el 86, cuando llego, no había tanto desarrollo de apartamentos, si mal no recuerdo había dos o tres proyectos en fase o algunos viejos de tres o cuatro niveles. Pero ya en la ciudad, se veía que el crecimiento necesitaba áreas para poder habitar en una ciudad con crecimiento, y los apartamentos, siendo una estructura vertical, te permitían más ocupación en un suelo más pequeño. Santiago, aunque es un área amplia en el centro de la ciudad, donde se mueve lo relacionado con la economía, llámese Villa Olga y la Trinitaria, toda esa sección no son terrenos tan grandes y, por lo tanto, las viviendas se fueron reduciendo para darle la oportunidad al crecimiento del proceso de los apartamentos, de ahí nace lo que hoy es esta ciudad. Como te dije anteriormente, del hotel Gran Almirante nace nuestra cadena hotelera Hodelpa, ‘Hoteles del País’, que nos permite hacer otros proyectos no solamente en Santiago, sino en la nación entera”.

¿Cuándo nace esa idea de salir de Santiago y venir a Santo Domingo, Juan Dolio y Punta Cana? 

EA: “Nosotros pasamos primero por Bávaro, junto a mi socio, José Hernández. Nuestro camino, por ejemplo, a la Zona Colonial, no fue una línea recta, fue una línea de muchas curvas que de una u otra manera nos dio la estructura y la fuerza a nivel de turismo y de conocimiento de los operadores internacionales, que nos han apoyado todos estos años. Por ejemplo, nosotros desarrollamos tres propiedades en el área de Bávaro-Punta Cana: Hodelpa Bávaro Veraclub, Hodelpa Caribe Club y Ocean Blue. Pero por razones de negocios, nunca teníamos la idea de venderlas. Sin embargo, fue una época donde muchos grupos españoles querían venir a República Dominicana y nuestros proyectos, siendo enclaves muy diversificados, con una calidad óptima, y con un área de servicio muy específica, fueron muy apetitosos para estos grupos, los cuales nos hicieron muy buenas ofertas y pudimos vendérselas a ellos en 1997”

 

¿Cómo llega a Santo Domingo y a la Zona Colonial?

EA: “Lo que nos motivó a llegar a Santo Domingo y a la Zona Colonial fue una línea que trajo muchos caminos. Ya teníamos en Santiago el hotel de la marca Marriot, que habíamos adquirido un tiempo atrás a inversionistas que eran propietarios. Pero en la Zona Colonial ya habíamos llegado antes, pues estamos ahí desde hace 12 años, con el hotel Hodelpa Caribe Colonial, en la Isabel la Católica. Un hotel de 52 habitaciones, que hoy está totalmente remodelado. Y viendo el crecimiento que tiene la Zona Colonial, viendo las oportunidades de negocio que se están llevando a cabo, sobre todo el interés del gobierno central, del alcalde, del Ministerio de Turismo en mejorar toda la zona, hemos podido entrar con tres hoteles de más importancia en esa área, que son el Hodelpa Nicolás de Ovando, el Mercure y el Hotel Francés, que está ahora en remodelación. Tenemos más de 200 habitaciones en la Ciudad Colonial y como podrás entender, creemos en este centro histórico, tenemos confianza y lo hemos visto”.

Cuéntenos del proyecto Garden Suites, en Metro Country Club.

EA: “Esa es una propiedad ideal…Está dentro del campo de Metro Country Club, y el golf representa otro nicho de mercado, además de las convenciones, bodas, sol y playa y cultura que ya ofertamos. El golf es un mercado en desarrollo. Por eso nos hemos acercado a diferentes tour-operadores, con quienes hemos firmado contratos para traer a sus golfistas a jugar en ese campo. Pero, además, Garden Suites tiene grandes salones de banquetes”.

Uno de sus principales complejos hoy es Emotions by Hodelpa, en Juan Dolio, cuéntenos de este proyecto.  EA: “Esa es una propiedad muy especial, con casi 300 metros de playa. Nosotros remodelamos en un 100% ese lugar. Los jardines, las áreas verdes son increíbles, son áreas únicas. Hemos hecho un producto todo incluido, pero con una diferenciación bien marcada. Tenemos cuatro tipos de habitaciones diferentes. Tenemos la familiar, un área solo para adultos, con piscina y jacuzzi privados; tenemos un club privado, frente a la playa, con piscina privada también…Es decir, tenemos un producto muy completo. También tenemos el primer bar de cervezas del país, con más de 95 tipos de cervezas de todo el mundo. Asimismo, poseemos una cava de vino, que no muchos hoteles tienen ese desarrollo; tenemos un café muy especial, y el personal es muy capacitado, muy entrenado para ofrecer el mejor servicio posible para los visitantes”.

¿Tiene intenciones de regresar a Punta Cana algún día?

EA: “Sí, tenemos una propiedad en el área de Uvero Alto. Para el 2018 tenemos programado abrir un resort en Punta Cana, pero también tenemos otros proyectos en camino, en este proceso que entendemos nos va a tomar el 2017 y el próximo año…”.

¿Ha pensado, como lo hizo Frank Rainieri en Baní, crear un polo turístico en alguna otra ciudad del país? 

EA: “Nosotros también tenemos propiedades en Samaná, en Las Galeras. Es un precioso terreno, con una playa hermosa. El Grupo tiene ahí unos 550 mil metros cuadrados. Y pensamos que para el año 2018 lo comenzaremos a desarrollar”.

¿El todo incluido llegó a su cúspide, o usted cree que hay que reformularlo?

EA: “Hay personas que tienen la idea del todo incluido diferente…Para tener hoy 6 millones de turistas debes darle un producto con un servicio de calidad, pero a un precio correcto. El todo incluido ha desarrollado el crecimiento de República Dominicana. Si no tuviéramos el todo incluido, nosotros no podríamos recibir los 6 millones de turistas que se están recibiendo. Al todo incluido aún le quedan muchos años por desarrollar, es imposible para nosotros parar ese concepto. Hoy existen proyectos en Punta Cana que están fuera de esta modalidad, pero son hoteles más pequeños, pues es otro nicho de negocio. Hay que tener claro que la competencia de República Dominicana en el turismo de hoy no es el Caribe, no es Norteamérica, nuestra competencia es el Este de Europa…Turquía, Egipto, Medio Oriente. El Caribe aún tiene mucho potencial”.

¿Qué importancia ha tenido su socio?

“José Hernández Andújar es mi socio y hermano. Siendo extranjero y prácticamente un desconocido en este país, me honró con su confianza desde que nos conocimos. Durante estos 25 años hemos desarrollado juntos nuestras empresas y una filosofía de trabajo de la cual nos sentimos orgullosos”.

Usted viene del sector textil, turístico, y ahora ingresa al bancario, ¿ha sido el sector más difícil de comprender?

EA: “Lo que tiene el sector bancario es que es un área con muchas regulaciones, con lo que estoy cien por ciento de acuerdo. Y eso ha hecho que hoy en día la banca se vaya limpiando cada vez más. Cuando me hablabas del 2004, de todos los problemas anteriores, es porque las regulaciones no se llevaban a cabo. Hoy tenemos un sistema, que aunque es más trabajoso que el sector hotelero, se sabe que las regulaciones que existen en la actualidad en el país sí funcionan. Creo en las regulaciones, en tener las reglas bien claras, saber hasta dónde puedes llegar, qué hacer y qué no se puede hacer”.

¿Edmundo Aja es un empresario textil, inmobiliario, turístico o un banquero?

EA: “(Risas y pausa).. Soy un empresario. Un empresario toma la posición dependiendo de la empresa que está dirigiendo. Si tú me dices a mí cuál es mi pasión, te digo que la arquitectura, el diseño. Dentro de eso, la parte hotelera me ha dado esa oportunidad mayor. Pero la parte empresarial la manejo personalmente, con los mismos criterios de seriedad y con los mismos criterios de futuro, de construir un proyecto a largo plazo. No estamos con el deseo de ser el más grande en corto tiempo, ni ser el más grande en el largo tiempo. Queremos ser el más eficiente, el más rentable y, sobre todo, dejar a nuestros empleados, ejecutivos y clientes un producto que saben que pueden confiar, hoy y mañana… eso no se hace de un día a otro”.

¿Vendería alguna de sus empresas  hoy nuevamente?

EA: “No, en este momento no. Estamos construyendo no una empresa, sino una filosofía de negocio, y para ello necesitas trabajar en eso. Esa filosofía nos ha dado el éxito que tenemos actualmente, porque el público ha confiado en nosotros. Los empleados han confiado en nosotros y queremos que cada día ellos se vayan unificando, sobre todo el empleado, para que se sienta satisfecho de trabajar en una empresa que se preocupa y mira hacia el futuro, no solamente de la empresa, sino también en el de ellos. Y eso es lo que marca la diferencia de una empresa exitosa y una que no puede ser exitosa”.

¿Qué es RepTours?

EA: “Es nuestra empresa mayorista de excursiones. Con nuestro vasto conocimiento sobre las necesidades y preferencias de los mercados que nos visitan al momento de escoger sus actividades de diversión y aventura, hemos conformado un portafolio de opciones con los más altos estándares, a precios competitivos, siendo nuestros productos más solicitados la excursión a la isla Saona, donde servimos alrededor de 100 mil turistas al año; asimismo, la excursión a la Ciudad Colonial, donde llevamos turistas de Punta Cana, Bayahíbe y Juan Dolio, así como a los cruceristas que visitan La Romana”.

¿Y en Santo Domingo, algún otro proyecto?

EA: “En Santo Domingo abriremos Urbano, un hotel comercial de 120 habitaciones en el polígono central, especialmente diseñado para los viajeros de negocios”.

Post Views: 153

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas Ayuda?

Llamanos a + 57 (4) 4480095
O escribe a info@grupomercadeo.com

Comencemos a trabajar, dinos tu proximo proyecto para cotizar y acompañar


×