• Inicio
  • Blog
  • Noticias
  • Zatro, salto adelante: ‘break even’, salto al ‘brick’ e inyección de 500.000 euros

Zatro, salto adelante: ‘break even’, salto al ‘brick’ e inyección de 500.000 euros

Zatro da un salto adelante. La start up, especializada en la venta de calzado online, ha cogido carrerilla y prepara su salto al offline cuatro años después de su fundación. La decisión se ha tomado tras alcanzar el break even en el primer trimestre del ejercicio y, para financiarla, los socios aportarán medio millón de euros más.

La compañía echó a andar en 2014 de la mano de Luca Mompean, ex de Zalando; Borja Tort-Martorell, ex de NTT Communications, y Ferran Llisterri, ex consultor de Deloitte. Desde entonces, la empresa ha ido creciendo con el lanzamiento de marcas propias, la creación de una mayor estructura y la entrada de socios externos.

Ahora, su siguiente barrera es el salto al canal físico, con la apertura de tres tiendas en tres ciudades españolas en 2019. “En esta nueva etapa, la tecnología seguirá teniendo un papel central tanto para decidir las aperturas como para la experiencia de usuario”, apunta Llisterri.

Zatro empleará datos como los códigos postales de los compradores online para optimizar el emplazamiento de las aperturas, y utilizará los establecimientos desde una perspectiva omnicanal, tanto para dar un servicio adicional a los clientes online con recogida y devolución en tienda como para captar nuevos consumidores.

 

Para afrontar este nuevo paso en su trayectoria, la empresa ha descartado dar entrada a más socios y financiará la expansión con una ampliación de capital de 500.000 euros, que será suscrita íntegramente por los actuales socios de la compañía.

Esta será la segunda ampliación de capital de la start up, que ya cerró una a principios de este año de 800.000 euros. Tras esa operación, la empresa creó un consejo de administración al que se incorporaron algunos de sus nuevos socios como José María Malet, Davis Montgomery y José Luis Díaz-Varela, presidente de la farmacéutica Indukern.

Zatro ya ha comenzado a recoger los frutos del esfuerzo financiero, tras cerrar 2017con una facturación de más de cinco millones de euros y entrar en break even en el primer trimestre. Según Llisterri, este hito ha sido “fruto de un esfuerzo importante en ajustar la estructura de la compañía y de control de márgenes deslocalizando parte de la producción de nuestras marcas propias”.

 

La empresa opera actualmente con tres marcas propias de calzado para mujer: Gaia, para un público de entre 16 y 25 años; Wednesday, dirigida a un público más adulto; y Vela, especializada en sandalias. Además, Zatro también cuenta con una enseña dedicada al calzado de hombre, Archer, y una de gafas de sol, Hei. Zatro se apoyado en sus marcas propias para dar el salto internacional, con el lanzamiento de plataformas en Italia, Francia y Reino Unido.

En los últimos años, la start up, que inició su andadura con una inversión de 15.000 euros, ha apuntalado su estructura para afrontar esta nueva fase de crecimiento. En 2017, la empresa trasladó su sede a la calle Balmes, en Barcelona, y llevó su operativa logística a un nuevo almacén de 1.100 metros cuadrados en L’Hospitalet de Llobregat.

Comentarios (1.935)