Apple planea reabrir oficinas pronto

Apple Inc. planea comenzar pronto a devolver más empleados a sus principales oficinas globales, mientras que otras compañías tecnológicas extienden las políticas de trabajo desde el hogar hasta los menos finales de 2020 debido a la COVID-19.

La gigante de la tecnología con sede en Cupertino, California, planea traer a los empleados por fases a sus oficinas, incluido el campus principal de Apple Park en Silicon Valley, en el curso de algunos meses, según personas familiarizadas con el plan. La primera fase, que incluye miembros del personal que no pueden trabajar de forma remota o que se enfrentan a desafíos trabajando desde casa, ya ha experimentado en algunas regiones a nivel mundial. Se expandirá a las principales oficinas a finales de mayo y principios de junio, según ha informado Apple al personal.

Una segunda fase, programa para comenzar en julio, devolverá aún más empleados a las oficinas de Apple a nivel mundial. En Estados Unidos, la compañía tiene cargos en ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Austin, San Diego y Boulder, Colorado. Los plazos de regreso al trabajo son fluidos y pueden cambiar, en particular debido a las órdenes locales y los plazos de quedarse en casa, indicaron las personas, que no pidieron ser identificadas por tratarse de asuntos internos de la compañía.

Esta semana, los gerentes superiores de Apple están comenzando a informar a los empleados si están en la primera fase o en una parte posterior del proceso. Durante la primera fase, se les pedirá a los empleados que trabajan desde la oficina específica o solo durante ciertos períodos, según la función, según la compañía al personal. Un portavoz de Apple declinó hacer comentarios.

El enfoque de Apple para regresar a sus oficinas difiere en gran medida de otras compañías tecnológicas conocidas. Subraya el enfoque de Apple en reuniones personales y el desarrollo práctico de productos, y la dependencia de la compañía en el hardware como su negocio central.

Facebook Inc. y Google de Alphabet Inc. han dicho que la mayoría de los empleados pueden trabajar desde casa hasta 2020. Amazon.com Inc. dijo que los trabajadores de la oficina pueden trabajar desde casa hasta principios de octubre, y Twitter Inc. dijo que el personal puede trabajar desde casa «para siempre» si así lo desea.

Aún así, los rivales de Apple también tienen empleados que probablemente tengan que regresar a sus oficinas antes. Facebook, Amazon y Google tienen unidades de hardware –aunque mucho más pequeñas que la enorme operación de Apple–, las cuales necesitan desarrollar y probar productos para su lanzamiento en el futuro.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters

Europa se lanza al rescate de su economía

Las estaciones de tren de París recibieron la bienvenida a los pasajeros que regresaban, los suizos se apresuraron a abastecerse de café y los españoles regresaron a los cafés al aire libre, mientras que Europa se aventura a su paso más grande hacia la reapertura en la era del coronavirus.

Los gobiernos de todo el continente aliviaron las restricciones a medida que se desacelera la propagación de la pandemia. Francia hizo su primer movimiento significativo al permitir más viajes, mientras que las tiendas se reabrieron en Suiza y Grecia. Los barberos reanudaron labores en Países Bajos, y Dinamarca redujo a la mitad los requisitos de distanciamiento.

En la Gare du Nord en la capital francesa, los pasajeros permanecieron limitados el lunes por la mañana, mientras que los voluntarios repartían máscaras faciales a aquellos que olvidaron las suyas. El tráfico en el centro ferroviario más activo de Europa fue una fracción de los niveles anteriores a la crisis, cuando palpitaba con trabajadores de oficina agobiados, gente de negocios que se saltaba los canales y turistas abrumados. Pero la gente al menos se movía de nuevo.

Si bien los gobiernos de todo el continente esperan que sus controles se recuperen rápidamente, es probable que los pasos tentativos para revivir la actividad anuncien un duro trabajo que dure meses. Después de más de 150,000 muertes en el continente –más de la mitad de la cifra global–, los líderes europeos están adoptando un enfoque cauteloso para reactivar la vida pública.

En España, el 50% de la capacidad de asientos al aire libre podría permitir para restaurantes y bares en aproximadamente la mitad del país, y permitirían las reuniones de hasta 10 personas en privado. Las reglas en Madrid y Barcelona siguen siendo más restrictivas, incluso cuando el país con el brote más extenso de Europa especifica su menor número de muertes diarias en casi dos meses.

En Alemania, que la semana pasada anunciaron aviones para un amplio reinicio de la economía más grande de Europa, una caída en los nuevos casos fue moderada por un aumento preocupante en una medida de la velocidad de propagación, con el llamado factor de reproducción aumentó a 1,13. El país ha permitido que todas las tiendas vuelvan a abrir y allanó el camino para que reabran los restaurantes, los bares y el fútbol profesional.

En Ámsterdam, el dueño de la peluquería MarNick, Nick Schutte, estaba ansioso por volver al trabajo. Ahora se requiere un sistema de reserva para evitar filas, y los espacios están completamente reservados.

«Es emocionante», dice Schutte. «Tomamos más en cuenta el tiempo para no tener mucha gente adentro».

Mercado del petróleo señala recuperación con mayor uso de autos

James Li, director de cuentas de relaciones públicas, pasará una hora atascado en el tráfico de Pekín que llegará a los 30 minutos expuestos a las multitudes en tren. «El tráfico es de lo peor», pero el metro sigue siendo demasiado peligroso, dijo.

En Frankfurt, la asistente de bienes raíces Anna Pawliczek conduce el trabajo por primera vez en su carrera. «Definitivamente siempre él prefirió relajarme en el tren, que sentirme presa entre semáforos», dijo. Pero días después de que Alemania diera fin a la cuarentena, su compañía está pidiendo a los empleados que eviten el transporte público a toda costa.

La demanda de gasolina se está recuperando, lo que quizás sea el automóvil, al menos por ahora, está de regreso. Con la flexibilización de las medidas de confinamiento y la reapertura de las crisis en partes del mundo, conducir se ha convertido en el modo de transporte preferido del distanciamiento social y ofrece un cierto alivio a corto plazo al mercado petrolero tras la peor caída y colapso de La historia en la demanda de energía.

«La gente usa más sus automóviles porque tienen miedo de usar el transporte público», dijo Patrick Pouyanne, director ejecutivo del gigante petrolero francés Total SA total.

Es demasiado pronto para afirmar que este cambio es permanente. En algunas partes de Asia que reabrieron antes que el resto del mundo, las personas se están aventurando de nuevo en los trenes. Además, no está claro si la demanda mundial de gasolina se recuperará por completo.

No obstante, en las calles de Pekín, Shanghái y Cantón, el tráfico de la mañana ahora es más alto que los promedios de 2019, mientras que el uso del metro está muy por debajo de lo normal, según datos compilados por Bloomberg NEF. El tráfico en el sistema de metro de Pekín es 53% inferior a los niveles previos al virus. El uso del metro en Shanghái y Cantón ha bajado 29% y 39%, respectivamente.

“Al menos al comienzo de nuestro regreso a la normalidad, esperamos una disminución en el uso del transporte público”, dijo Josu Jon Imaz, director de la petrolera española Repsol SA.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

Apple otorga US$10 millones para kits de prueba

Apple Inc. otorgó US $ 10 millones a Copan Diagnostics Inc. , uno de los principales fabricantes de kits de recolección de muestras involucradas en las pruebas de COVID-19.

La subvención requerida del fondo de manufactura avanzada de Apple y ayudará a Copán, con sede en Murrieta, California, y acelerar su suministro de kits de prueba para hospitales en Estados Unidos a más de un millón por semana a principios de julio, en comparación con varios miles actualmente, dijo Apple el jueves en un comunicado . Como parte del esfuerzo, Copán también se trasladará a una nueva sede más grande con equipos avanzados que Apple está ayudando a diseñar.

«Sentimos una profunda responsabilidad de hacer todo lo posible para ayudar a los trabajadores médicos, pacientes y comunidades en el apoyo a la respuesta global a COVID-19», dijo en el comunicado Jeff Williams, director de operaciones de Apple.

Apple está obteniendo equipos y materiales para Copán de compañías en todo EE. UU. Copán Diagnostics es la unidad estadounidense de la compañía italiana Grupo Copán. Es uno de los dos únicos fabricantes en el mundo para los tipos específicos de hisopos nasales utilizados para recolectar muestras de COVID-19. Copán fabrica muchos de sus hisopos en Italia y se ha enfrentado a un aumento de la demanda, ya que la pandemia se ha extendido y la escasez de capacidad de prueba ha planteado obstáculos para detener el brote y permitir una recuperación económica.

Apple también se unió a Google, de Alphabet Inc., para crear una herramienta de seguimiento de contactos para COVID-19 que se integrará en los sistemas operativos de teléfonos inteligentes iOS y Android. El sistema ayudará a notificar a los usuarios cuando hayan entrado en contacto con una persona que tenga la enfermedad. La compañía también ha desarrollado un sitio web de seguimiento de síntomas y una aplicación en asociación con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Apple, con sede en Cupertino, California, también diseñó, probó y distribuyó alrededor de 10 millones de protectores faciales y ayudó a conseguir más de 30 millones de tapabocas para profesionales de la salud en áreas afectadas, dijo la compañía.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

Fox Sports acelera acuerdos para regreso de los deportes en vivo

Fox Sports, que transmite partidos de la NFL, MLB y otras ligas profesionales, está dando los primeros pasos para acelerar las ventas de anuncios para la reanudación de los deportes en vivo.

El director ejecutivo de Fox Sports, Eric Shanks, y su equipo realizaron el viernes videollamadas con cinco importantes agencias de publicidad para sentar las bases. El propósito es informar a las agencias sobre como Fox y las principales ligas deportivas de Estados Unidos con el desarrollo de las actividades el resto del año.

Hace cinco semanas, cuando Fox realizó una ronda similar de llamadas, la respuesta generalizada fue sencilla: No lo sabemos. Ahora, sin embargo, varias ligas deportivas asociadas con la compañía están revelando aviones más concretos y la reanudación de los campeonatos está tomando fuerza en toda la industria.

Es un momento clave para Fox Corp., la compañía de medios controlados por Rupert Murdoch, que normalmente obtiene más del 40% de sus ingresos públicos de los deportes.

La Liga Mayor de Béisbol está comenzando a discutir con los equipos de un plan para volver a jugar , Nascar dice que reanudará sus carreras el 17 de mayo, y el torneo de golf Abierto de Estados Unidos se reprogramará para septiembre. Las universidades de todo el país dicen que tienen la intención de recibir estudiantes en el otoño, requisito fundamental para el fútbol universitario. Lo más importante es que la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL por sus siglas en inglés) dio a conocer el jueves su calendario completo de 17 semanas.

«Sabemos que la NFL es una parte integral de los aviones del cuarto trimestre de todos y que podría ser el catalizador para retomar conversaciones serias relacionadas con el ámbito transaccional de nuestra relación», dijo Seth Winter, vicepresidente ejecutivo de ventas deportivas de Fox.

Shanks, Winter y Michael Mulvihill, vicepresidente ejecutivo de estrategia y análisis de Fox Sports, sostendrán videollamadas con una serie de agencias y holdings empresariales, como ForwardPMX de Stagwell Group, GroupM de WPP Plc, Dentsu Group Inc. y Omnicom Group Inc. Las llamadas reemplazan una gira que, por lo general, le da a Fox la oportunidad de mostrar lo que se transmitirá en el futuro.

Si bien Fox todavía está negociando acuerdos públicos, no ha estado vendiendo de forma activa debido a la incertidumbre, dijo Winter. Pero eso está empezando a cambiar. Las ligas asociadas con la compañía incluyen a la NFL, la MLB, Nascar, las Ligas Mayores de Fútbol y algunas conferencias universitarias, como Big Ten y Big 12. También tiene derechos sobre la Bundesliga, que reanudará el campeonato el 16 de mayo.

«Creo que todos los anunciantes, tradicionales y no tradicionales, migrarán a los deportes», dijo Winter. “Cultural y simbólicamente, significa mucho para este país.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

Titanes de Wall Street ven aumentos de impuestos, les guste o no

Es una frase que no se escucha todos los días de los titanes de Wall Street: quizás deberíamos pagar impuestos más altos.

La pandemia ha hecho que nombres reconocidos como Larry Fink y Lloyd Blankfein expresen en voz alta que podría ser necesario, a medida que se descarrila la economía. Algunos incluso piden que los ricos paguen más.

Los multimillonarios financieros se beneficiaron más que cualquier persona de los recortes de impuestos masivos del presidente Donald Trump, su logro legislativo característico. Ahora están contemplando el final de esa era, lo que resalta la gravedad del momento.

Justo esta semana, Ray Dalio, el hombre detrás del mayor fondo de cobertura, dijo a los clientes de la banca privada de JPMorgan Chase & Co. que esperen tasas impositivas más altas sin importar quién gane la carrera de noviembre por la Casa Blanca. El creciente dolor fiscal en todo el país hace que las matemáticas sean innegables para líderes como Fink, quien dirige la mayor administradora de activos del mundo, BlackRock Inc., y Blankfein, quien dirigió Goldman Sachs Group Inc. durante la última crisis financiera.

“Los impuestos tienen que subir, y subirán en el extremo superior”, dijo el veterano de los fondos de cobertura Leon Cooperman en una entrevista. “Tenemos que lidiar con nuestra situación fiscal y dejar de endeudar a nuestros hijos”. Dijo que estaría dispuesto a pagar la mitad de sus ingresos al gobierno.

Nadie espera que Trump revierta inmediatamente los recortes de impuestos que firmó cuando la economía estaba en auge, particularmente con su reelección en juego. De hecho, incluso mientras desaparecen millones de empleos, el presidente ha hablado de reducir los impuestos sobre la nómina y reducir la tasa de ganancias de capital, otra medida que beneficiaría desproporcionadamente a los ricos.

Pero dentro de las oficinas ejecutivas, el debate ya pasó de si aumentar las tasas impositivas a una cuestión de cuánto subirán cuando la economía comience a recuperarse.

Casi US$3 billones en fondos federales de rescate de emergencia aún no detienen el dolor de un brote mortal que congela industrias enteras y obliga a más de 33 millones de estadounidenses a buscar beneficios de desempleo.

“Aumentar demasiado los impuestos obstaculizará la recuperación y, particularmente para los estados con altos impuestos, incentivará a personas y compañías a irse”, dijo Blankfein en un correo electrónico.

No todos en Wall Street estarían contentos con pagar más. Un alto ejecutivo de una empresa global de gestión de activos dijo que estaba tan perturbado por un plan que sonaba alrededor de Albany para aumentar los impuestos a los neoyorquinos más ricos que llamó a un influyente senador estatal para quejarse.

Dalio, el fundador de Bridgewater Associates LP, predijo en 2017 que los recortes de impuestos de Trump solo proporcionarían un “impulso menor a corto plazo” a la economía. Ahora cree que habrá que revertirlos para ayudar a pagar la respuesta a la pandemia. Sus declaraciones de esta semana fueron descritas por una persona que escuchó los comentarios. Un portavoz de Bridgewater declinó hacer comentarios.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

“Camarero, la cuenta por favor”: Estadounidenses comienzan a cenar fuera de casa

Algunos estadounidenses están comenzando a decir cosas que no han dicho en semanas: “Camarero, la cuenta por favor”.

Algunos estados han comenzado a permitir que el comercio reabra después del período de cuarentena por el coronavirus, junto con eso, un pequeño pero creciente número de estadounidenses ya está cenando en restaurantes. La información se basa en datos de OpenTable, que señala que las reservas -número que ha tenido una disminución de 100% interanual casi todos los días desde el 21 de marzo- se habían reducido 98% el jueves.

OpenTable, propiedad de Booking Holdings Inc., monitorea más de 54.000 restaurantes en su sitio de reservas. Los datos incluyen el flujo de cenas reservadas a través de internet y telefónicamente, así como cenas sin reserva previa. Las cifras no incluyen despachos ni pedidos de comida para llevar.

Estas cifras están recibiendo el impulso de estados que han comenzado a reabrir sus economías, como Oklahoma, Texas, Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Si bien la mejora es pequeña, marca un importante avance para una industria que se estima que perdió US$80.000 millones en ventas durante la cuarentena, según la Asociación Nacional de Restaurantes.

La recuperación más rápida la ha tenido Texas y Oklahoma. Ambos estados registraron un descenso del flujo de ingreso a restaurantes de 87% interanual el 7 de mayo frente al mismo día en 2019.

En Texas, el estado ordenó que los negocios no esenciales, incluidos los restaurantes, reduzcan su ocupación a 25%, para mantener cierto distanciamiento social. Oklahoma comenzó a reabrir su economía el 24 de abril y desde el 1 de mayo permitió que los restaurantes volvieran a abrir siempre que pudieran garantizar espacio entre los comensales.

Florida comenzó una reapertura gradual el 4 de mayo, también con los restaurantes operando a un cuarto de su capacidad. El jueves, las visitas a restaurantes en el estado mostraron un descenso de 91% interanual.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

COVID-19: La inflación es la forma de pagar la deuda

La pandemia de coronavirus y la depresión posterior dejarán a Estados Unidos con muchas deudas impagables. Los consumidores que pierdan sus empleos tendrán dificultades para realizar sus pagos de tarjetas de crédito, préstamos para automóviles y créditos estudiantiles. Las empresas que pierdan ventas incumplirán el pago de créditos y bonos.

En el pasado, cuando la economía dependía menos de una red de obligaciones de deuda, esto podría no haber importado tanto. Pero la economía estadounidense se ha cargado de deudas con el transcurso de los años.

Esto no significa que EE.UU. esté viviendo más allá de sus posibilidades; la gran mayoría de estos préstamos es dinero que los estadounidenses se adeudan unos a otros. Pero sí indica que la economía moderna se basa en una especie de cadena de suministro financiero justo a tiempo, en la que la solvencia de las empresas y los hogares depende de la pronta llegada de una gran cantidad de pagos del servicio de la deuda de otras empresas y hogares. Si se altera esa delicada red, mucha actividad económica puede detenerse. Esta es probablemente la razón por la cual las burbujas de activos dañan mucho más la economía cuando están acompañadas por altos niveles de deuda. El coronavirus, por supuesto, será peor que cualquier burbuja de activos.

Los rescates son una solución posible. Al convertir la deuda de empresas y hogares en deuda gubernamental, el Tesoro puede consolidar efectivamente la compleja red de deuda en una relación más simple. Pero los rescates, inevitablemente, se verán politizados, como lo que ocurrió después de la crisis de 2008. Todos argumentarán que se merecen los rescates más que otros y muchos estarán resentidos por la eventual asignación de la generosidad del gobierno. La pelea por el botín, a su vez, podría hacer que los rescates sean mucho más pequeños que lo que deberían ser, como sucedió en 2009 cuando la ira del Tea Party disuadió al gobierno de rescatar a la mayoría de los propietarios.

Pero hay otra forma en que el gobierno puede reducir la montaña de deuda que pesa sobre la economía estadounidense: la inflación. Debido a que la mayoría de los pagos de intereses son fijos en términos nominales, la inflación hace que la deuda existente sea menos importante en términos reales. Elevar la meta de inflación a largo plazo de 2% actual a un aún modesto 4% aumentaría sustancialmente la tasa a la que la deuda se desvanece efectivamente.

Súmate al club #QuédateEnCasa suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

China y EEUU acuerdan cooperar en aplicación de pacto comercial

Los principales negociadores comerciales de China y Estados Unidos se comprometieron a crear condiciones favorables para la aplicación del acuerdo comercial bilateral y cooperar en economía y salud pública.

El viceprimer ministro de China, Liu He, habló con el representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, por teléfono el viernes, hora de Pekín, según una declaración del Ministerio de Comercio de China. También acordaron mantener la comunicación.

“Ambas partes acordaron que está habiendo un buen progreso en la creación de las infraestructuras gubernamentales necesarias para que el acuerdo sea un éxito”, según un comunicado enviado por correo electrónico después de la llamada del representante de Comercio. “A pesar de la actual emergencia sanitaria mundial, ambos países esperan cumplir sus obligaciones en virtud del acuerdo de manera oportuna”.

La llamada telefónica fue la primera vez que Liu y Lighthizer hablaron oficialmente sobre el acuerdo desde su firma en enero, justo antes de que la pandemia mundial de coronavirus golpeara a las dos mayores economías del mundo y dañara las cadenas de suministro mundiales. El acuerdo requería que Liu y Lighthizer hablaran cada seis meses.

Los futuros del S&P 500 se dispararon a máximos durante la sesión tras conocerse que China y Estados Unidos mantuvieron una llamada telefónica sobre el comercio. Japón registró ganancias de alrededor del 1,5%, mientras que las bolsas también subieron en Hong Kong, Shanghái, Seúl y Sídney. El yuan avanzaba.

El presidente Donald Trump dijo a los medios en la Casa Blanca el miércoles que podría informar durante las próximas dos semanas si está contento con el progreso del acuerdo comercial.

Museo de Arte Moderno de Nueva York se cuestiona sobre el futuro

Cuando el Museo de Arte Moderno de Nueva York reabra, lo hará con un 17% menos de miembros del personal, un presupuesto US$45 millones más bajo y probablemente una fracción de los visitantes que tenía hace solo dos meses.

“El primer paso fue qué hacer para eliminar la cantidad máxima de gasto que pudimos”, dijo Lowry en la llamada. “Teníamos aproximadamente 60 puestos vacantes en el museo; no los congelamos, los eliminamos”. Antes del cierre, el museo tenía alrededor de 960 miembros del personal, dijo Lowry director del MoMA. Mediante una combinación de paquetes de retiro voluntario y deserción general, el recuento de personal nuevo será de aproximadamente 800. “Aprenderemos a ser una institución mucho más pequeña”, dijo.

La administración del museo también usó lo que Lowry describió como una “motosierra” a su presupuesto de exhibición, reduciéndolo de US$18 millones a US$10 millones para el año fiscal que comienza el 1 de julio y se extiende hasta el 30 de junio de 2021. También redujo su presupuesto de publicaciones a la mitad. En general, el museo habrá reducido su presupuesto anual, de cerca de US$180 millones a alrededor de US$135 millones. “No se quitan US$45 millones de un presupuesto con elegancia”, dijo Lowry. “Se sacan en unidades muy grandes, y se sacan muy rápido, y se pasa mucho tiempo no solo con los administradores clave sino con el personal clave, compartiendo por qué se está haciendo esto”.

Las reducciones se producen menos de un año después de la apertura de una expansión/renovación de US$450 millones, cuando el MoMA amplió su huella en 4.300 metros cuadrados en un diseño casi universalmente elogiado por las firmas Diller Scofidio + Renfro y Gensler.

Como parte de la expansión, el museo reubicó sus galerías y se comprometió a reorganizar el 30% de su espacio de exhibición permanente cada seis meses. No está claro si, con los recortes de exhibición del museo, ese programa continuará. “El Museo está reexaminando la frecuencia con la que rotará el 30% de su colección permanente”, escribió un portavoz del MoMA, en respuesta a las preguntas de Bloomberg.

El MoMA, como Lowry señaló en su conversación, tiene una dotación de US$1.200 millones, con aproximadamente US$200 millones en compromisos que aún no se han recibido. Junto con varios otros museos, como el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, su museo tiene una “dotación lo suficientemente grande como para que no me preocupe si finalmente vamos a hundirnos”, dijo Lowry. “No lo haremos”.

«Súmate al club #QuédateEnCasa. Suscríbete a nuestros Newsletters, para que puedas disfrutar de una lectura reposada mientras te encuentras en casa.”

¿Necesitas Ayuda?

Llamanos a + 57 (4) 4480095
O escribe a info@grupomercadeo.com

Comencemos a trabajar, dinos tu proximo proyecto para cotizar y acompañar


×