• Inicio
  • Blog
  • Noticias
  • El Parlamento británico cuestiona el modelo de la moda online e interroga a sus directivos

El Parlamento británico cuestiona el modelo de la moda online e interroga a sus directivos

El modelo del fast fashion está en entredicho en Reino Unido. El Parlamento británico interrogará a los directivos de las principales compañías de ecommerce que operan en el país sobre cómo se producen las prendas low cost que comercializan en Reino Unido y cuáles son los salarios que reciben las personas que las producen.

En concreto, Mary Creagh, presidenta del Comité de Auditoría Ambiental multipartidista de los Comunes, llamó a los jefes de Amazon, Asos, Bohoo, Pretty Little Thing y Missguided para que aporten información sobre una investigación que analiza la huella de carbono y el gasto de agua en la industria de la moda.

La investigación arrancó el pasado junio, a raíz de un informe que revela que cada año se tiran a los vertederos 300.000 toneladas de artículos de vestir, el equivalente a un camión de basura lleno de ropa por segundo.

Creagh ha explicado que existen sospechas que los vestidos que se comercializan online a un precio de cinco libras (5,7 euros) están hechos por personas que cobran salarios por debajo de los mínimos legales. Además, la parlamentaria pone bajo la lupa el modelo de comprar y desechar prendas, lo que provoca el aumento de residuos no reciclados.

La comparecencia de los directivos del ecommerce en el Parlamento se enmarca en una serie de entrevistas realizadas a directivos de la moda sobre el impacto de esta industria en el medioambiente y las condiciones laborales en las fábricas de confección.

Comentarios (809)