• Inicio
  • Noticias
  • Inditex: la nueva estrategia online amenaza sus márgenes, según Merrill Lynch

Inditex: la nueva estrategia online amenaza sus márgenes, según Merrill Lynch

Merrill Lynch pone a Inditex contra las cuerdas. El bróker estadounidense es uno de los pocos que aconseja vender acciones del gigante gallego, apoyado en tres argumentos: sus altos costes estructurales, la devaluación de las divisas en los emergentes, claves en el negocio de la compañía, y los riesgos que implica su nuevo plan de vender online en todo el mundo, lo que podría obligarle a reordenar su estrategia de precios.

El grupo obtiene el 61% de su facturación y el 100% de su beneficio operativo o ebit de países no europeos. En los últimos seis años, el 97% de las nuevas aperturas se han concentrado en este tipo de mercados, especialmente en México, China y Rusia, según un informe de Merrill Lynch al que ha tenido acceso El Confidencial.

Para la financiera, esta diversificación tiene sus ventajas, pero también inconvenientes como la exposición a la volatilidad de las divisas. Esto se tradujo en un menor crecimiento del beneficio operativo del grupo, con un alza del 2% en el primer semestre, frente al 17% a tipos de cambio constante.

Además, el banco opina que la decisión, anunciada el pasado septiembre por Pablo Isla, de vender online en todos los países del mundo en 2020, supone un riesgo para el grupo porque hará “que sea más difícil cobrar tarifas más altas por las mismas prendas”, como hace actualmente.

Zara, por ejemplo, vende un 55% más caro en Estados Unidos; un 52% más en Rusia, un 37% más en Hong Kong y un 27% más en China. Grupos de lujo como Gucci o Louis Vuitton, que también tenían políticas de precio similares (con mayores importes en Asia que en Europa), acabaron igualándola progresivamente en ambos continentes tras dar el salto al online.

Por último, Merrill Lynch hace también referencia a los elevados costes operativos del grupo, especialmente los vinculados a su oficina central en Arteixo (A Coruña) y a la red de tiendas. Según el banco, el mantenimiento de su sede le cuesta 515 millones de euros más otros 715 en costes de administración, dos cargas con un impacto en el margen de los ingresos en Europa.

El grupo financiero no sólo no recomienda comprar títulos de Inditex, sino que rebaja su precio objetivo a 22 euros, tres euros por debajo de su actual cotización y quince euros menos de su anterior valoración. Por el momento, sólo hay cinco inversores de un total de 38 que recomiendan vender.

A finales de agosto, Inditex ya se desplomó en bolsa a las puertas de presentar sus resultados correspondientes al primer semestre del año. Entonces, fue otro banco estadounidense, Morgan Stanley quien retiró su consejo de compra e invitó a sus inversores a vender sus acciones de la compañía española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas Ayuda?

Llamanos a + 57 (4) 4480095
O escribe a info@grupomercadeo.com

Comencemos a trabajar, dinos tu proximo proyecto para cotizar y acompañar


×