• Inicio
  • Blog
  • Noticias
  • Política, empleo y edad impactan en el consumo en otro año ‘negro’ para la moda

Política, empleo y edad impactan en el consumo en otro año ‘negro’ para la moda

El consumo empieza a moderarse en España y embiste a un comercio de moda que encadena otro año difícil. La caída del precio del petróleo y el descenso de los tipos de interés han ayudado a mantener el pulso del consumo. Sin embargo, la incertidumbre ante el mercado laboral y las perspectivas de mejora económica a medio-largo plazo de las familias está posponiendo ciertas decisiones de compra. Este escenario oscurece aún más las perspectivas del comercio de moda, que en los nueve primeros meses del año, ha arrojado más bajadas que subidas.

A medio y largo plazo, el consumo puede continuar viéndose afectado por el envejecimiento de los hogares y por la precariedad en el empleo de los más jóvenes. El sector también se verá penalizado si se mantiene el estancamiento salarial y si se entra en un nuevo periodo de inestabilidad política. No obstante, se espera una reactivación de la construcción y una mayor demanda de profesionales cualificados que presionarían al alza los salarios a medio plazo.

La moda es uno de los bienes de consumo más sensibles a los vaivenes económicos por ser un tipo de compra más ligada al impulso que a la necesidad. De hecho, el sector viene encadenando desde hace más de dos años una tendencia bajista, provocada en parte por la transformación del negocio del retail, pero también por el entorno económico del país.

En este sentido, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) durante los nueve primeros meses del año sólo superó los cien puntos en enero y durante los meses de verano, en junio, julio y agosto, coincidiendo con el cambio de Gobierno en España. Sin embargo, en septiembre, el indicador se hundió hasta 90,6 puntos, marcando el menor dato registrado desde diciembre de 2014, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas.

Así, el ICC arrancó 2018 por encima de la barrera de los cien puntos, aunque entre febrero y mayo perdió dicha cota, con valores que oscilaron entre 97,7 puntos y 99,9 puntos. En junio, la confianza de los españoles repuntó con fuerza y marcó 107 puntos, para luego moderarse hasta 106,1 puntos en julio y 102,4 puntos en agosto, y finalmente caer en septiembre.

El Índice de Comercio al por Menor (ICM), excluyendo estaciones de servicio, arrancó el año en positivo, con subidas en los cuatro primeros meses del año, que fueron moderándose hasta caer en mayo. Desde entonces, el indicador ha registrado un periodo de ascensos y descensos moderados hasta concluir finalmente septiembre con una caída del 3,5%.

En el caso de la categoría de equipo personal, donde se incluyen los artículos de moda, el ICM sólo ha marcado tres meses de ascensos hasta septiembre, el mayor de ellos en junio, con un avance del 1,8%. No obstante, las caídas fueron acusadas, del 5% en febrero, del 4,6% en marzo y, finalmente, del 8,3% en septiembre, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En esta misma línea evolucionó el Indicador del Comercio de Moda que cada mes publica la Asociación de Comercio Textil y Complementos (Acotex). Según estos datos, las ventas del comercio especializado en moda en el país sólo evolucionaron al alza durante los meses de verano, con avances del 1,5% en junio y julio, y del 0,6% en agosto.

No obstante, hasta septiembre, el resto de meses registraron fuertes descensos, sobre todo en marzo, con un retroceso del 13,4%. En mayo, las ventas del sector disminuyeron un 6,2% y, en septiembre, un 3,1%.

Por último, según datos de Kantar Worldpanel sobre las ventas del comercio multimarca de moda en España, el acumulado hasta septiembre es negativo, con un descenso de los ingresos del 8,1% en relación al mismo periodo del año anterior.

En los nueve primeros meses del año, el multimarca especializado en ropa y calzado sólo obtuvo un momento de respiro en julio, cuando marcó una subida del 6,9%. El resto del año, el comercio tradicional se mantuvo en negativo, registrando caídas a doble dígito en febrero, abril, mayo y junio.

El Índice de la Cifra de Negocios Empresarial (Icne) del comercio, en cambio, se ha desmarcado de esta tendencia y ha mantenido una evolución positiva a lo largo de los tres primeros trimestres del año. Desde mayo, además, el indicador del comercio se sitúa incluso por encima del Icne general, con avances del 7,2% en mayo, del 6,1% en junio, del 8,7% en julio, del 9,8% en agosto y, finalmente, del 4,7% en septiembre.

Comentarios (766)