Sears entra en concurso de acreedores

Sears entra finalmente en los juzgados. El grupo estadounidense de grandes almacenes, el cuarto mayor del mundo en su sector, se ha acogido finalmente al chapter 11, el equivalente estadounidense al concurso de acreedores. La decisión, anticipada ya desde la semana pasada, se produce ante la incapacidad de Sears para hacer frente a una deuda de 134 millones de dólares que vencía hoy.

El proceso concursal dará a Sears la flexibilidad para fortalecer su balance, permitiendo a la empresa acelerar su estrategia de transformación, continuar adaptando el tamaño de su modelo operativo y volver a la rentabilidad”, ha dicho Edward S. Lampert, consejero delegado de Sears. “Nuestro objetivo es alcanzar una restructuración tan eficiente como sea posible, trabajando de forma cercana con nuestros acreedores y otros poseyentes de deuda”, ha añadido en un comunicado.

En la actualidad, la deuda total de Sears asciende a 300 millones de dólares (259 millones de euros). Por otro lado, el grupo está en negociaciones con el fondo ESL Investments, dirigido por el propio Lampert, para obtener recursos adicionales por importe de 300 millones de dólares. A finales de año, la compañía tiene previsto el cierre de otros 142 puntos de venta no rentables.

La entrada en los juzgados de Sears ha conllevado que Lampert abandone el cargo de consejero delegado, aunque se mantiene como presidente del consejo de administración. De ahora en adelante, tres altos cargos de la empresa ostentarán de forma provisional el puesto de Lampert: Robert A. Riecker, director financiero; Leena Munjal, responsable del área digital y experiencia de cliente; y Gregory Ladley, responsable de moda y calzado. En paralelo, Mohsin Y. Meghji, director general de M-III Partners, ha sido nombrado responsable de la restructuración de Sears.

El declive de Sears comenzó a mediados de la pasada década. Tras concluir el proceso de fusión con Kmart Holding, finalizado en 2005 y dando origen a un titán de 11.000 millones de dólares (9.514 millones de euros), Lampert adquirió el grueso de la deuda de Kmart a través de su vehículo ESL Investments.

 

Sin embargo, pese a las previsiones de crecimiento para ambos retailers, el arranque de la crisis económica en Estados Unidos y la creciente competencia procedente del canal online con pure players como Amazon, mermó paulatinamente los ingresos de Sears. El grupo no registra un trimestre con beneficios desde 2010, según WWD.

Tras su entrada en números rojos, Lampert comenzó a vender activos de la compañía para mantener los niveles de caja y las operaciones a flote. En 2017, Sears vendió al grupo de bricolaje Stanley Black&Decker la marca Craftsman por importe de 900 millones de dólares (778 millones de euros). En paralelo, ESL Investment está intentado adquirir la marca de equipamiento para el hogar Kenmore por unos 400 millones de dólares (346 millones de euros).

En 2005, tras la fusión con Kmart, Sears operaba con más de 3.500 establecimientos. Sin embargo, durante los últimos años, la compañía ha bajado la persiana a centenares de puntos de venta, finalizado el pasado agosto con 866 tiendas. Con los cierres previstos en noviembre, el grupo prevé contar con menos de 700 puntos de venta a cierre del ejercicio.

Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas Ayuda?

Llamanos a + 57 (4) 4480095

Grupo Mercadeo en USA

DICO CUSTOM LLC es miembro de DICO EXHIBICION Y DISENO COMERCIAL S.A.S. - GRUPO MERCADEO, empresa de arquitectura comercial, fabricante de mobiliario comercial.

Comencemos a trabajar, dinos tu proximo proyecto para cotizar y acompañar