• Inicio
  • Noticias
  • Josep Font, el genio español que mira a la moda internacional

Josep Font, el genio español que mira a la moda internacional

Josep Font estudia su incorporación en un grupo internacional. El diseñador tantea ofertas de empresas europeas y estadounidenses tras dejar la dirección creativa de Delpozo. Font ha sido el responsable de transformar la firma que en su día fue Jesús del Pozo en la actual Delpozo. El creativo es el único español capaz hoy en día de ganarse la crítica internacional, vestir celebridades de la talla de Melania Trump y ser el cuarto del país en pisar la alta costura de París, un hito que coloca su nombre junto al de Balenciaga, Pertegaz y Rabanne.

Por su parte, el carácter internacional con el que se ha forjado la firma de la mano de Perfumes y Diseño también le ha dado a Font la proyección internacional que necesitaba y que hasta ahora no tenía.

En 2012, un año después de que Perfumes y Diseño comprara Jesús del Pozo, Font se unió al proyecto para crear una marca española de moda de lujo. Su fichaje se gestionó de manera directa desde Perfumes y Diseño, sin contar con ningún intermediario, únicamente pidiendo recomendaciones. Y, en aquel momento, Font estaba apartado del circuito.

El diseñador catalán cumplía con los requisitos que buscaba Perfumes y Diseño para su proyecto: un estilo asimilable al de Jesús del Pozo y prestigio, al haber sido galardonado en diferentes certámenes. Perfumes y Diseño le dio al creativo todo el poder, hasta el punto de que “Font ha edificado una marca nueva, que poco tiene que ver con lo que fue Jesús del Pozo”, señalan desde el sector.

Profesionales vinculados al negocio indican que será difícil para Delpozo dar con un nuevo director creativo tras la fuerte personalidad de Font en el nuevo ADN de la marca. Sin embargo, señalan también el baile constante de diseñadores en los principales grupos de lujo y que los maridajes tipo Bergé-Saint Laurent o De Sole-Ford pasaron a los anales de la historia de la moda.

Quienes conocen a Josep Font coinciden en subrayar de él dos aspectos que determinan su carrera y su trabajo. Por un lado, su timidez, que llega a ser enfermiza o incluso rozando la sociopatía. Y por otro lado, un gran ego, propio de alguien híper personalista y propio también de algunos artistas que se escudan en este tipo de personalidad para esquivar los embistes de las críticas. Sin embargo, ninguno de estos dos rasgos le ayuda en este negocio.

Por un lado, su timidez extrema lo aparta del foco mediático y pocos son los que se acuerdan que la Federación Francesa de la Costura de Prêt-à-Porter y Creadores de Moda le abrió las puertas al selecto programa de desfiles de la alta costura en 2006. Font compartió programa con Chanel, Christian Dior o Giorgio Armani Privé durante cuatro ediciones y, si bajó de aquel olimpo no fue por falta de creatividad, sino de financiación.

Ya bajo el paraguas de Delpozo, pocas han sido las apariciones de Font, a pesar de que la marca subrayaba el nombre del diseñador destacándolo con uno de sus máximos valores. Y con Ford tomando la batuta creativa, la marca española tampoco tuvo problema en hacerse un hueco, primero, en la pasarela de Nueva York y, después, en la de Londres. A pesar de huir de los eventos sociales y las relaciones públicas, a Font le ha valido la reputación de su trabajo para consolidar su trayectoria profesional.

Josep Font es un perfil de diseñador parecido al de Hedi Slimane: saben hacer una cosa, son muy buenos en ella y la repiten constantemente”, explican fuentes del sector. Y de la misma manera que Slimane hizo en mujer para Yves Saint Laurent lo mismo que antes había hecho en hombre para Dior, Font llevó a Delpozo los mismos trazos que antes había desarrollado en su propia firma.

Su marca, por otro lado, continúa en manos de Carmen Ayats, la abogada barcelonesa que acompañó a Font desde sus inicios, como cofundadora, accionista de referencia y administradora de la empresa. Con Ayats, Font llegó a los tribunales por una disputa laboral antes de abandonar definitivamente su marca en 2010 y sumarse a una larga lista de diseñadores que no son poseedores de su nombre, como Kenzo, Christian Lacroix o Jil Sander.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas Ayuda?

Llamanos a + 57 (4) 4480095
O escribe a info@grupomercadeo.com

Comencemos a trabajar, dinos tu proximo proyecto para cotizar y acompañar


×